elevaciones frontales

El ejercicio de hombros realizado con elevaciones frontales, es muy beneficioso para aislar al deltoides anterior. En la mayoría de ejercicios de press de banca ponemos a trabajar al deltoides anterior, pero este trabaja de forma un tanto antagonista, por lo que realizar ejercicios aislando el músculo deltoides anterior y focalizando el esfuerzo en él con ejercicios que impliquen a los músculos estabilizadores, disminuirá en gran medida el riesgo de lesiones y los temibles dolores de hombros que solemos sufrir cuando realizamos ejercicios de pecho.

Podemos realizar elevaciones frontales utilizando distintas variantes, este es uno de los alicientes que hacen a las elevaciones frontales tan recomendables para trabajar los hombros. Los ejercicios de hombros son muy necesarios para construir unos hombros fuertes, bonitos y equilibrados. La razón de que las elevaciones frontales sean tan recomendables, es la posibilidad de utilizar sus distintas variantes para lograr activar músculos estabilizadores, así como atacar al músculo deltoides anterior desde varios ángulos.

Podemos realizar elevaciones frontales con barra. Con esta variante utilizaremos ambos brazos al mismo tiempo, el tipo de agarre normalmente se realizará en pronación, pero es posible utilizar agarre supino y neutro con barra romana e incluso variar los ángulos del agarre utilizando una barra Z para las elevaciones frontales.

La variante más común se realiza utilizando mancuernas en lugar de barras. Realizando elevaciones frontales con mancuernas vamos a poder trabajar aplicando el peso en cada brazo de manera individual, de esta forma tendremos un control total de la fuerza de cada brazo, pudiendo saber si un hombro está muy descompensado en cuanto a fuerza y resistencia. Con las elevaciones frontales con mancuernas debemos utilizar el mismo peso en cada brazo y realizar el mismo número de repeticiones, si uno de nuestros brazos no es capaz de llegar al número establecido de repeticiones por serie, debemos trabajarlo de forma específica, focalizando el trabajo en solo ese hombro para conseguir que tenga la misma fuerza y por consiguiente crezca de manera armoniosa a la par que el hombro más fuerte.

Otra variante de las elevaciones frontales con mancuernas es realizarlas de forma alterna. Este ejercicio se realiza para conseguir hacer más fuerza por cada brazo. Al elevar primero un brazo y luego el otro conseguimos focalizar el esfuerzo de manera individual y así podemos trabajar con más peso y llevar un mayor control de cada brazo en cada repetición. Podemos hacer aún más variantes de las elevaciones frontales, combinando las variaciones descritas con los tipos de agarres existentes. Gracias a la versatilidad de las mancuernas podemos realizar elevaciones frontales con agarre prono, supino o neutro.

Si quieres saber más acerca de tus hombros y como puedes trabajarlos, te recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo: ejercicios para hombros.

Puedes ver a continuación más ejercicios para ejercitar los hombros:

 

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

¿Quieres recibir nuestras novedades en tu email?

Prometemos nada de Spam, sólo nuestros contenidos, sorteos y descuentos especiales