Ejercicios Kegel

Cuando se es joven y nuestro cuerpo trabaja como lo esperábamos, el cuidado del músculo pélvico no suele cruzar nuestra mente pero, al transcurrir el tiempo y envejecer, estos músculos comenzarán a debilitarse aumentando el riesgo de padecer un prolapso de los órganos pélvicos. Por este motivo, una vez empieza a aumentar dicho riesgo, empezamos a buscar alternativas para evitarlo.

Para aquellas personas que se encuentran en la búsqueda no solo de tonificar el cuerpo o bajar de peso, sino también de cuidar su cuerpo les traemos los ejercicios de kegel. A pesar de sus increíbles beneficios son muy pocas las personas que conocen estos increíbles ejercicios, por lo que en este artículo te explicaremos un poco sobre que son los ejercicios kegel, para qué sirven, algunos consejos para realizarlos, sus beneficios, etc.

¿Qué son los ejercicios Kegel?

Los ejercicios Kegel son desarrollados por el ginecólogo, el Dr. Arnold, Kegel a fines del año 1940. Dichos ejercicios fueron desarrollados como una alternativa no quirúrgica para evitar que las mujeres perdieran orina y para ayudar a los hombres que sufrían de incontinencia.

Con el paso de los años, son muchos los factores que pueden llegar a influir debilitando el suelo pélvico tanto en mujeres como hombres. Es importante tener en cuenta que el suelo pélvico es el encargado de sostener la matriz, la vejiga y los intestinos. Si los músculos se encuentran débiles, no solo generarán un efecto incómodo sino otras consecuencias como incontinencia de orina, de heces, etc.

Por otro lado, para concluir este apartado, podemos afirmar que los ejercicios kegel son ejercicios bastantes simples que se basan en apretar y soltar para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Para poder conseguir la ubicación de dichos músculos tanto hombres como mujeres requieren una guía por parte de personal capacitado.

Además, dichos ejercicios son tan sencillos que una vez se dominan y se aprenden a realizar correctamente, se pueden llevar a cabo en cualquier momento o lugar, ya sea en el trabajo, en su hogar, mientras conduces, esperando en la fila del banco, etc.

Beneficios de los ejercicios Kegel

En cuanto a los beneficios que podemos obtener a través de la realización de los ejercicios Kegel, es más fácil entenderlos o valorarlos si los especificamos detalladamente para hombres y para mujeres.

Beneficios para las mujeres

  • Al realizar estos ejercicios antes del embarazo le permite a la mujer realizar el parto de una manera más sencilla. Además, ayudará a evitar las pérdidas de orina y recuperar rápidamente la tonicidad de su suelo pélvico tras el parto.
  • Para las mujeres que padecen de incontinencia urinaria o fecal, los ejercicios permiten controlar la incontinencia.
  • Ayuda a las mujeres que se encuentren padeciendo de prolapsos. Asimismo, si no los padeces, los ejercicios ayudarán a prevenir los riesgos de padecerlos.
  • Disminuye las probabilidades de disfunciones del suelo pélvico que se generan tras la menopausia.
  • Los ejercicios kegel son ideales como ejercicios de rehabilitación para mujeres que han sido operadas del suelo pélvico.
  • Ayudará a fortalecer las sensaciones durante las relaciones sexuales al tonificar la musculatura del suelo pélvico.
  • Para las mujeres deportistas, los ejercicios kegel disminuyen los impactos que el deporte puede llegar a ocasionar sobre la musculatura, ayudando a disminuir el riesgo de padecer la incontinencia urinaria y otras disfunciones.

Beneficios para los hombres

  • Ayuda a controlar los problemas de incontinencia urinaria o fecal.
  • Genera erecciones más fuertes y más duraderas.
  • Mejora el ángulo de la erección.
  • Favorece la salud de la próstata.
  • Ayuda a controlar la eyaculación precoz.
  • Control del proceso de eyaculación.

Consejos para realizar los ejercicios Kegel

Antes de comenzar a realizar los ejercicios se recomienda practicar varias técnicas que te permitan encontrar el conjunto de músculos correctos para realizar estos ejercicios.

Para localizar los músculos pélvicos femeninos, se recomienda hacer los siguientes ejercicios:

  1. Finge que estás tratando de evitar un «gas» y aprieta todos los músculos que usarías para eso. Si sientes un tirón se considera que estás apretando los músculos correctos para los ejercicios pélvicos.
  2. Imagínate sentada sobre una canica y piensa que deseas recogerla con la vagina. Durante este ejercicio debes imaginar que succionas la canica dentro de la vagina.
  3. Acuéstate en la cama o en una esterilla de yoga e introduzca un dedo dentro de su vagina. Luego apriételo como si estuviera intentando aguantar la orina. Si siente que la piel alrededor de su dedo se ajusta, estás apretando los músculos correctos del área pélvica.

Por otro lado, en el caso de los hombres también existen ejercicios que ayudarán a localizar sus músculos pélvicos, como los siguientes:

  1. Vaya al baño y mientras orine intente detener la orina. Si estás trabajando los músculos correctos sentirás una ligera contracción en la parte posterior del área pélvica. Es importante mencionar que dicho ejercicio no puede ser realizado de manera frecuente porque puede causar infecciones.
  2. Acuéstate en la cama o en una esterilla fitness, e introdúcete un dedo dentro del recto. Luego apriete los músculos como si se encontrara conteniendo la orina y posteriormente suelte. Si estás realizando el ejercicio de manera correcta podrás sentir tus músculos desplazarse hacia arriba y hacia abajo.

¿Cómo hacer los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios kegel son sencillos y una vez que sepas localizar tus músculos pélvicos los realizarás sin gran dificultad.

Para realizar estos ejercicios haz lo siguiente:

  1. Sin importar donde te encuentres (la oficina, tu hogar, el coche, etc) contrae los músculos de tu suelo pélvico por 3 o 5 segundos.
  2. Relájate por 3 o 5 segundos.
  3. Repite el mismo ciclo de contracción y relajación por lo menos 10 veces.

Es importante que al realizar los ejercicios, el resto de los músculos se mantengan relajados y no se contraigan los abdominales, los glúteos o se levante la pelvis. Para poder detectar alguna acción abdominal no deseada puedes colocar tu mano en el vientre y sentir los movimientos que se realizan.

Además, es importante mencionar que con el paso de las semanas debes aumentar de manera gradual la duración de cada contracción y relajación hasta llegar a los 10 segundos.

Para finalizar, es fundamental que en el momento de realizar ejercicios kegel cuentes con la orientación de personal capacitado para este tipo de ejercicios. Dicho personal debe poder indicarte si estás realizando de manera adecuada o no el ejercicio. De no poseer este personal en su lugar de entrenamiento, lo ideal es acudir a un fisioterapeuta o un profesional médico especializado para ejercicios del suelo pélvico. Esto se debe a que a través de una mala realización de estos ejercicios puede generar contraindicaciones para el cuerpo.

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

¿Quieres recibir nuestras novedades en tu email?

Prometemos nada de Spam, sólo nuestros contenidos, sorteos y descuentos especiales

MÁS SOBRE MUSCULACIÓN

Ejercicios para hombros
Ejercicios para gluteos perfectos, descubre nuestra guía, imagen de portada
Imagen de cuanta perdida de peso es seguro perder
Imagen sobre las agujetas, que son y como tratarlas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba