Cuando nos invitan a ese evento que tanto hemos anhelado asistir, cuando queremos ir a la playa, usar esos viejos pantalones ajustados a nuestro cuerpo, es normal que deseemos perder peso de la manera más rápida posible por lo que, tendemos a recurrir a dietas descompensadas que nos prometen perder 25 kg en un mes, etc.

Esos efectos tan milagrosos que nos ofrecen esas dietas mágicas pueden ser contraproducentes para nuestro organismo causando una gran cantidad de efectos negativos en el metabolismo puesto que, según varios estudios, la manera más eficaz y saludable de perder peso es a través de un ritmo lento y constante que permita mantener la pérdida de peso a largo plazo.

En este artículo les hablaremos sobre la cantidad máxima (y saludable) de peso que pueden llegar a perder por mes y una serie de consejos para lograrlo de manera eficiente.

¿Cuánto peso puedo perder por mes?

La pérdida de peso depende de una gran cantidad de características y factores los cuales dependerán de cada persona, entre ellos podemos encontrar la edad, el sexo, medicamentos que esté consumiendo, etc. Una pérdida de peso sana y equilibradá, conllevará perder unos 2 kilos por semana, es decir, unos 8 kilos por mes.

Para poder comenzar a perder esos kilos semanales, se necesita generar en nuestro organismo un déficit de calorías diario de unas 500 calorías aproximadamente pero, como es normal, al iniciar el proceso de pérdida de peso es difícil reducir la ingesta de manera tan radical, por lo que se recomienda aumentar la actividad física para quemar el exceso que se ingiera.

Además, es importante mencionar que en muchos casos, la primera semana de actividades para bajar de peso puede ser muy engañosa. No es raro que en la primera semana se puedan llegar a perder 8 Kg o más, incluso se han registrado casos de pérdida mayores.

Sin embargo, esta es una tasa de pérdida de peso que no se puede esperar que perdure con el tiempo. Eso se debe a que mientras se realice una dieta saludable en compañía de una rutina de ejercicio, tus reservas de glucógeno disminuirán de manera rápida provocando una pérdida de peso inicialmente rápida que luego descenderá a un ritmo mucho más lento.

¿Cuándo debo alarmarme por mi pérdida de peso?

La única manera de perder más de 20 kg por mes es haber sido expuesto a una cirugía bariátrica o estar realizando un programa médico supervisado para perder peso.

Cuando nuestro cuerpo se encuentra ante una pérdida de peso demasiado rápida suele defenderse. El metabolismo se vuelve más lento, las hormonas cambian y con ellas aumenta la sensación de apetito y antojos constante, e incluso llevamos a nuestro cuerpo a quemar menos grasa. Y aunque para muchos esto no sea un problema, debes tener presente que dichos cambios pueden ocasionar un desorden alimenticio importante que con el paso del tiempo solo presentará efectos negativos para tu salud.

Por otro lado, debes tener en cuenta que al perder gran cantidad de peso de manera acelerada también se pierde masa muscular en el proceso, arruinando tu metabolismo. Además, la combinación de ejercicio constante y una dieta con poca presencia de calorías podría ocasionar deficiencias nutricionales y generar cálculos biliares por el funcionamiento inadecuado de la vesícula biliar.

En resumen, si te encuentras en un régimen de pérdida de peso que te obliga a perder más de 10-15 kg semanales y esto no ha sido recomendado o autorizado por un nutricionista especializado, lo mejor es que suspendas dicho régimen. Además, debes tener presente que es necesario asistir a un médico para que evalúe posibles complicaciones surgidas en este proceso. Recuerda que, por frustrante que sea, la pérdida de peso debe ser de manera gradual y lenta para obtener éxito a largo plazo.

Consejos para perder peso de manera segura

El camino de la pérdida de peso en búsqueda de nuestro peso ideal no es sencillo. Por esto, te presentaremos una serie de consejos para ayudarte a lograrlo:

1. Sé realista

Cuando decidas empezar una rutina de pérdida de peso debes ser realista estableciendo tus objetivos principales. Establece cuáles son tus metas más añoradas y anótalas para siempre tenerlas presente en este viaje.

2. Cuenta con un buen apoyo

Para comenzar a perder peso deberás realizar una rutina de ejercicios y consumir una dieta saludable. Para esto deberás apoyarte en las personas que más saben del tema, deja que un médico nutricionista establezca una planificación alimenticia para ti y que un entrenador determine la rutina de ejercicios ideal en relación a tus objetivos.

3. Sé constante

Al comenzar la rutina de ejercicios y la dieta probablemente te encuentres tentada a volver a tu vida normal en muchas ocasiones. La clave es convencerte de que tus acciones actuales te llevarán a dónde quieres estar e intentar respetar la dieta y los días de ejercicio siendo constante. Para ello, te puede servir mucho organizar tu día de manera que puedas liberar 1 o 2 horas sin responsabilidades para asistir al gimnasio.

4. Escucha a tu cuerpo

Cuando comenzamos a realizar ejercicio nos encontramos motivados y queremos dar el 110% en nuestras rutinas e incluso consideramos comenzar con ejercicios complicados porque nos sentimos capaces de realizarlos. Lo más importante a la hora de realizar ejercicio es no forzar nuestro cuerpo. Por lo que, si sientes que algún ejercicio es excesivo o no posees la fuerza suficiente para realizarlo coméntaselo a tu entrenador para solucionarlo.

Para finalizar queremos destacar que sí, la pérdida de peso saludable requiere que se invierta mucho tiempo y dedicación, pero si dicho proceso se realiza de la manera adecuada siguiendo las pautas establecidas por tu nutricionista y tu entrenador personal, te aseguramos que no se arrepentirá de haber realizado todo de manera correcta al ver los increíbles resultados.

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

¿Quieres recibir nuestras novedades en tu email?

Prometemos nada de Spam, sólo nuestros contenidos, sorteos y descuentos especiales